WordPress

Mis razones para usar WordPress

WordPress es el CMS más utilizado del mundo. Tanto para desarrolladores como para clientes, ofrece multitud de ventajas. Te cuento por qué lo uso y por qué me encanta.

En el momento en el que escribo estas líneas, WordPress acapara una cuota de mercado del 64,1% en el campo de los sistemas de gestión de contenidos (CMS). El siguiente sistema de gestión más utilizado es Shopify, con un 6,4%. Diez veces menos.

Con respecto a la cuota global, el 42,9% de las webs del mundo, de todas las webs que existen en Internet, están hechas con WordPress. La web de la Casa Blanca, la web de Sony Music, la de The Walt Disney Company o la de los Rolling Stones están hechas con WordPress.

De cada 100 sitios web que existen en Internet, la friolera de 43 utilizan WordPress. Por algo será.

Cada desarrollador/a web tiene sus preferencias, sus trucos, su sistema de trabajo, su manera de hacer las cosas, de organizarse y de trabajar en el día a día. Y dentro de todo esto, quienes nos dedicamos al diseño y desarrollo web a nivel profesional sabemos que un CMS aporta una serie de ventajas tanto para quien desarrolla, por lo que supone, como para el cliente, por la simplificación de ciertos procesos. Eso no quiere decir que el profesional no deba adaptarse. Y más en un trabajo tan sumamente técnico como este, donde prima saber evolucionar y saber aclimatarse a las necesidades. Lo que ahora os voy a contar aquí no es, ni más ni menos, que mi opinión. Son las razones que me llevan a utilizar WordPress como base para mi trabajo. ¿Por qué uso WordPress? Por muchas cosas. Os las cuento.

Las mil y una bondades de WordPress

  • Es gratis. Sin licencias, sin gastos iniciales. Solo necesitas un dominio y un hosting. Una ventaja, siempre.
  • Es de código abierto. El código está disponible para quien desee aportar, solucionar errores o aportar ideas.
  • Tienes el control total de tu web. No dependes de plataformas ni de soluciones externas. Todo está en WordPress.
  • Es totalmente configurable. Plugins y themes, extensiones y funcionalidades de todo tipo para cualquier aspecto que necesites cambiar, mejorar o configurar en una web.
  • Se encuentra en desarrollo permanente. Evoluciona, cambia y se transforma, se adapta y fluye. Se actualiza cada muy poco tiempo, y sus mejoras son saltos evolutivos para dotar a la plataforma de un mayor empaque en todos los sentidos.
  • Sirve para todo. Es versátil y flexible. Permite crear todo tipo de proyectos, desde lo más sencillo hasta lo más complejo que imaginar. ¿Una landing page simple con la que conseguir conversiones? ¿Una profunda y completa tienda online? ¿Un complejísimo sitio web de membresías? ¿Una web de cursos (e-Learning)? ¿Un foro? ¿Un sitio web de noticias? ¿Un sistema de afiliaciones? ¿Una intranet de gestión de tareas? ¿Un sitio de anuncios? ¿Una red social? ¿Una típica web corporativa? ¿El blog de siempre? Lo que se te ocurra o necesites lo puedes crear con WordPress.
  • Te permite apostar por el concepto de web como cuartel general, como centro de mando, y dejar de depender de las redes sociales para desarrollar tu idea.
  • Es fácil de usar. Sin necesidad de demasiados conocimientos técnicos es posible manejar con soltura los aspectos más básicos de la plataforma. Tiene un período de adaptación y aprendizaje muy corto, y se administra con gran sencillez.
  • Su diseño se puede personalizar. Los propios plugins y themes existentes permiten —con matices— darle a tu web el aspecto que más te apetezca.
  • Es muy seguro. Con independencia de su seguridad nativa, dada la continuidad en su desarrollo, aporta muchísimas posibilidades de seguridad a través de plugins de gran nivel.
  • Es rápido. Al contrario de lo que muchos de sus detractores aducen, la comunidad WordPress ha logrado crear un CMS dinámico y rápido. Las mejoras en la caché y en las cargas de las bases de datos hacen de WordPress un sistema de enorme eficiencia en este sentido (siempre que esté correctamente configurado, claro).
  • Es 100% SEO friendly. Los motores de búsqueda tratarán de lujo a tu web hecha con WordPress. El propio código fuente —con independencia de tu pericia— está orientado a que así sea.
  • Se adapta como un guante a cualquier dispositivo móvil. No está de más recordarlo, por si acaso.
  • Es multilenguaje. Está traducido a una inmensa cantidad de idiomas de todo el mundo (ahora mismo, 205).
  • Simplifica el trabajo de desarrollo. Para el profesional, en el caso de proyectos complejos se agradece una base sobre la que trabajar. Y en el caso de proyectos sencillos, es muy útil disponer de la ayuda necesaria para, con el conocimiento debido, poder sacar adelante webs de muy buen nivel.
  • Permite desarrollar en local con enormes facilidades, lo cual es siempre muy cómodo a nivel profesional.
  • Simplifica el aprendizaje del cliente (llamémosle usuario final) cuando el proyecto ha sido realizado por un profesional. Cuando el cliente tiene que gestionar su web, WordPress permite un aprendizaje mucho más rápido y simple.
  • A su alrededor existe mercado. Para el mundo profesional, WordPress es una oportunidad constante de crecimiento, evolución, aprendizaje y oportunidad de trabajo.
  • Es totalmente escalable. Incluso partiendo de un desarrollo muy sencillo, WordPress permite aplicar soluciones complejas a medida que los proyectos lo puedan ir necesitando.
  • Es compatible con cualquier formato de contenido. WordPress no son solo blogs, como al principio de su irrupción, o webs basadas exclusivamente en texto. Es una solución estupenda para podcasts, para academias, para cursos, para portfolios… Texto, imagen, vídeo, audio. Lo que necesites para tu idea.
  • Permite integrar usuarios. Es decir, no se queda en un webmaster y un cliente, si así comienza la relación. Permite crear roles, configurar permisos de publicación, registros, capacidades… Se convierte en una herramienta potentísima de gestión de usuarios.
  • Te permite ser nómada. Es decir, puedes gestionar una web hecha con WordPress desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet.
  • Dispone de una API REST gigantesca y completísima, a través de la cual integrarse con otras plataformas.
  • Cada actualización del núcleo se denomina, en homenaje, como un músico de jazz famoso. La unión con la cultura es siempre un punto a favor 😉
  • Se desarrolla bajo el concepto de comunidad. Al hilo de las dos primeras razones de esta lista, aparece una tercera, en mi opinión, importantísima. El concepto de comunidad es uno de los pilares de WordPress. El trabajo que existe tras la comunidad WordPress convierte a este CMS en una delicia cuando necesitas ayuda o cuando buscas colaboración. Si tienes un problema, es muy probable que alguien ya lo haya tenido antes que tú. El soporte se convierte, por tanto, en piedra angular del proyecto.
  • Democratiza Internet. Cualquiera, con un mínimo conocimiento y un poco de paciencia puede montar una web sin saber programar y si no dispone de recursos para acudir a profesionales (siempre recomendable, eso sí).

Esas son mis razones. Seguro que hay muchas más. Y seguro que hay quienes pueden replicar con otras tantas para no aconsejar WordPress, o para explicar por qué no usan WordPress. Pero, como en todo, cada persona tiene su opinión. ¿Y tú, utilizas WordPress?

Imagen de Nathan Praed en openverse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba